miércoles, 18 de marzo de 2020

Reseña: Queridos difuntos - Lorenzo Montatore


Título: Queridos difuntos
Autor: Lorenzo Montatore
Páginas: 123

Sinopsis: La Muerte ha perdido la frescura, el descaro y, lo que es peor, el sentido del deber. Junto a su sufrido acompañante, un demonio bocazas que es también la voz de su conciencia, se adentrará en un pueblo callado sin tiempo ni perspectiva, buscando comprender en qué consisten esas vidas que se lleva para recuperar por fin su toque o acabar de perderlo para siempre. Montatore resignifica los horrores más profundos del hombre, encarnándolos en una galería desbordada de personajes que es un historial de nuestras miserias y triunfos.


Tal y como dice Gerardo Vilches en el prólogo, Queridos difuntos es un compendio de todos los intereses de Lorenzo Montatore, sus maneras de contar, sus temas predilectos tratados de una manera rotunda y gráficamente muy rica. Nos encontramos ante una tragicomedia en varios actos que toca el tema de la muerte, que decide encarnarse por un día para poder sentir las emociones humanas de aquellos cuyas vidas ha de arrebatar.

¿Qué mejor forma de hablar de la muerte que convirtiéndola en protagonista de la historia? Sin duda la premisa fue lo que más me llamó la atención, y el hecho de que sea formato cómic, pues siempre me anima, además, quería leer algo del autor desde hace tiempo, así que se dieron las circunstancias perfectas y el momento perfecto.

Queridos difuntos es a la vida lo que un bombón al paladar. Ese humor, esa forma tan original de presentar a los personajes con unos dibujos TAN buenos. Vaya soplo de aire fresco. 

No os puedo contar mucho más de lo que dice la sinopsis, pero en resumen, la muerte, siempre acompañada de Demonio, se dedica a arrebatar vidas y almas, porque ese es su trabajo. Pero está cansada, quiere pasearse por ahí como una persona, descubrir qué son los sentimientos... y pues eso es lo que hace. Decide ir a un pueblo en su forma humana y empieza a ver la vida de la gente y sus inquietudes, y siente pena, llora, ríe... no quiere matar a nadie. Pero es la muerte, si no lo hace la mandarán a la segunda planta a ordenar papeleo (una genialidad) y su puesto pasará a otro, así que tendrá que decidir si seguir con su cometido o no.

Ha sido el primer cómic que leo del autor, pero sin duda, no será el último. Lorenzo Montatore me ha abierto el telón a un mundo, su mundo, y quiero conocerlo t o d o.

Os dejo un par de imágenes para que me entendáis... 

        


*Gracias a la editorial por el ejemplar



1 Comentarios

  1. Hola.
    No conocía el comic pero no creo que lo lea por el momento. Gracias por la reseña.
    Nos leemos.

    ResponderEliminar